El contorneado es un tipo de técnica de maquillaje que se usa para realzar las facciones del rostro; esta técnica se utiliza jugando con iluminadores y tonos oscuros. Este maquillaje te hace lucir un rostro más delgado. Se requiere de tiempo y práctica para lograr un efecto adecuado; así como de brochas, pinceles, iluminadores, bases de diferentes tonos, entre otras cosas; además de saber las áreas que debemos realzar y las que debemos disimular para obtener el efecto deseado. A continuación, te explicaré el paso a paso para realizar este maquillaje, el cual te hará lucir como una ‘‘top model’’:

  1. En primer lugar, debes hidratar tu piel con productos específicos para el rostro, recuerda que el maquillaje reseca mucho nuestra piel y el hidratante la protegerá de los daños que éste pueda ocasionar a la larga. Es importante que utilices protector solar todos los días, evitando que los rayos del astro rey te envejezcan prematuramente.
  2. Debes tener el tono correcto para realizar esta técnica, de un color bastante oscuro (marrón oscuro), que sea mate y sin otra tonalidad, puede ser en polvo o cremoso. Esto se realiza con la finalidad de lograr un efecto de rostro más delgado.
  3. Utilizando un pincel de brocha delgada, realiza el contorno debajo del pómulo hasta llegar cerca de la oreja, luego, en la línea del cabello, y de lado a lado en la nariz, aquí si debes tener un poco más de cuidado, la línea debe verse bastante delgada ya que si se realiza de manera muy gruesa no lograrás el efecto que quieres.
  4. Después de realizar el delineado en las áreas ya mencionadas, debes difuminarlo con una brocha biselada de manera que ésta quite el exceso para lograr un efecto natural. Es muy importante tener los pinceles adecuados a la hora de realizarte este tipo de maquillaje.
  5. El siguiente paso es colocar el iluminador en las áreas del tabique nasal, frente, por encima de la ceja, un poco en los pómulos y arriba del labio superior. Esto le dará a tu rostro la luminosidad adecuada para resaltar aún más el contorno ya realizado.
  6. Es el turno de colocar el rubor, aplícalo como mejor te parezca, pero sin excederte, ya que puedes estropear todo el maquillaje ya hecho. Debes colocar un tono que quede en armonía con tu piel, que no sea muy rosado ni tampoco tan oscuro.
  7. Por último, no queda más que difuminar todo el maquillaje, realiza esta operación con las brochas o con una esponja indicada para esto. Este difuminado lo vas a realizar sin salirte de la zona que contorneaste.

Acompaña a esta técnica con un hermoso maquillaje oscuro en tus ojos, o también con un labial que quede perfecto con tu tono de piel. Este maquillaje puedes realizarlo tanto en el día como en la noche, es una técnica novedosa que llego para quedarse ¡Luce hermosa con esta técnica! Verás como todas las miradas estarán sobre ti.